PATROCINADO POR: CACTU NIEVES

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El Proyecto Ejecutivo del Plan Integral de Drenaje Pluvial para la capital del estado quedara listo al término de este sexenio y contempla una serie de obras importantes que servirán para mitigar posibles problemas de encharcamiento en temporada de lluvias, dijo Jaime Felipe Cano Pérez.

El Director General de la Comisión Estatal del Agua en Tamaulipas dijo que la elaboración de este Plan Integral está por concluir y resalto que es un proyecto ambicioso que contempla la construcción de nuevos drenes y el desarrollo de diversas obras complementarias para fortalecer el drenaje pluvial de esta ciudad.

Una vez que se cuente con los proyectos ejecutivos, las obras se habrán de ir desarrollando y todo ello será importante para evitar afectaciones por lluvias, precisó el funcionario estatal.

Explicó que dentro de las obras que se están proyectando se encuentra la adecuación y prolongación de lo que actualmente se conoce como el dren Rielero, ubicado a un costado de la vía del ferrocarril y la segunda obra, sería la construcción del dren Berriozábal que iría a descargar a las aguas desde el boulevard Emilio Portes Gil, hasta el referido dren Rielero.

Además de ello, el funcionario estatal dijo que se tendría que trabajar también en la construcción del dren que iría a un lado de la vialidad Emilio Portes Gil llamado Sistema Poniente Medio.

“El Sistema Poniente Alto sería una serie de drenes que recorrerían la falda de la Sierra Madre en la zona alta y en cada cañada se construiría un “tapón” que se canaliza hacia el dren principal y finalmente se llegaría al más grande que sería el del Fraccionamiento Calamaco y de ahí hasta descargar al arroyo San Felipe”, explicó.

Comentó que la capacidad de desfogue que se calcula, tendría todo este sistema, es del orden de los 290 metros cúbicos por segundo, por lo que considero suficiente para atender cualquier situación en caso de lluvias intensas.

Dijo que la correcta planeación de estas obras, y la prolongación de los drenes principales hacia la zona norte hasta el arroyo San Felipe, evitaran en todo momento propiciar problemas de encharcamientos en ejidos y poblaciones rurales ubicadas en esa zona.
Las obras de infraestructura pluvial que se proyectan en la falda de la sierra evitaran que el agua de las lluvias siga llegando hasta la mancha urbana y que ese líquido sea canalizado de manera segura hacia el norte de la capital, indicó.

Dijo finalmente que el Plan Integral de Drenaje Pluvial para la capital del estado quedara debidamente integrado antes de que termine la Administración Estatal.

CACTU1