Cd. Victoria, Tamaulipas.- Contar con familias saludables en Tamaulipas es fundamental para el gobierno de Egidio Torre Cantú. Por ello, la Secretaría de Salud inició la entrega  de las 300 pirámides de población para cada centro de salud, con el fin de brindar atención oportuna y eficaz a toda la población mediante acciones precisas y diferenciadas de acuerdo a su grupo de edad y sexo.

Norberto Treviño García Manzo, Secretario de Salud señaló que luego de un trabajo intensivo en el que se aplicó una cédula de microdiagnóstico para cada tamaulipeco sin seguridad social, se establecieron los diferentes grupos de edad y sexo acorde a los programas “Niñez y adolescencia protegidas”, “Mujeres Plenas”, “Varones sanos” y “Adultos mayores en control.

Refirió que de las 12 jurisdicciones sanitarias de la entidad, las que cuentan con mayor registro son: Victoria con 84 mil 275 personas registradas, Reynosa con 60 mil 075, Altamira 57 mil 720 y Tampico con 50 mil 667.

Destacó los beneficios que se obtienen al trabajar con la pirámide de población y el mapa de riesgo respectivo en los diferentes grupos de edad; mencionó además que gracias a esta herramienta, se ha logrado la identificación, registro y control de las condiciones de los menores de 1 año, completada con la visita domiciliaria; cumplir con  las prioridades de control de peso, talla y la complementación del esquema de vacunación, seguimiento y registro en los diferentes formatos de control y Cartillas Nacionales de Salud para la actualización de los Censos Nominales.

De igual manera, a través de sesiones educativas se ha dado la difusión del paquete garantizado de Promoción y Prevención de la Salud a los adolescentes, que permite fomentar en ellos hábitos alimentarios correctos y activación física para prevenir los riesgos del sedentarismo, sobrepeso y obesidad, fortaleciendo la salud mental y los estilos de vida saludable. También se les proporciona protección mediante la aplicación de  vacunas y orientación referente a métodos anticonceptivos (prevención del embarazo).

Asimismo, es posible ubicar en el mapa de riesgos las embarazadas con esta calificación, para luego realizar actividades de seguimiento oportuno que garantice una atención de calidad, en base al Censo nominal de Embarazadas. En varones de  20 a 59 años se realiza la identificación oportuna de diabetes, hipertensión, dislipidemia y patología prostática, entre otras acciones.

Treviño García Manzo, precisó que es importante mejorar la cobertura de atención a la población adulto mayor, por lo que a través de esta estrategia se han realizado intervenciones focalizadas acorde a su edad y sexo; además de ubicar a los adultos mayores en el mapa de riesgo identificando a los usuarios en control de diabetes e hipertensión.

Finalmente, indicó que contar con una cada vez mayor cultura del uso de la pirámide poblacional, muestra el fortalecimiento que tiene el sistema de salud en el estado, con el impacto que genera al permitir hacer evaluaciones simples, fáciles y de trascendencia, para mejorar aun más la atención que se otorga a los tamaulipecos.

salud2