TULA, Tamaulipas.-  El Gobernador Egidio Torre Cantú y su esposa María del Pilar González de Torre festejaron, junto a la comunidad de esta histórica ciudad, el tercer aniversario de haberse declarado Pueblo Mágico, celebración en donde entregó  obras de mejoramiento urbano e inició  los trabajos de restauración de fachadas del centro histórico y supervisó el avance del corredor turístico “Arroyo Loco”, que en su conjunto significan 95 millones de pesos en inversión.

A tres años de la nominación que se le otorgó a esta ciudad, el gobierno del estado sigue firme en su propósito de lograr que Tula sea el pueblo mágico más visitado y desarrollado del noreste de México.

En este contexto, hoy a tres años este pueblo mágico no es la mismo que antes, su faceta urbana se ha mejorado con la pavimentación de más de 10 mil metros cuadrados y más de 6 mil 400 metros cuadrados en banquetas.

Del 2011 a la fecha la afluencia turística se ha incrementado de 7 mil 322 a 94 mil 705 visitantes anuales.

Esto gracias al firme compromiso del gobierno de Torre Cantú para cumplir con los objetivos para mantener a Tula con este distintivo que otorga el gobierno federal a estos lugares llenos de cultura y tradición, además de su rica historia.

Durante un encuentro con la sociedad realizado precisamente en un edificio de rica arquitectura colonial, mejor conocido como el “Patio de mi Casa”, el mandatario estatal agradeció al representante personal de la Secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu todo el apoyo invertidos en Tula.

Se dirigió a los comensales señalando que este día significativo los tultecos y sus visitantes se la pasaron muy bien  este domingo húmedo en Tula, “pero creo que muy padre, vale la pena que conozcamos toda la riqueza que tiene nuestro estado y que juntos estamos haciendo para seguirlo engrandeciendo”.

Regresando al tema del inmueble colonia, indicó que para los visitantes que no lo conocen, el lugar se llama el Patio de mi Casa y que cada día que viene a este sitio en particular no puede evitar hacer la siguiente referencia a lo que todos han cantado alguna vez.

“El patio de mi casa es particular, se llueve y se moja, y más hoy, como los demás; en el Patio de mi Casa hoy venimos a festejar los 3 años del pueblo mágico, un lugar que vale la pena visitar”, expresó con el eco hilarante de la concurrencia.

Por su parte, Miguel Ángel Díaz Degollado, director del programa Pueblos Mágicos de la Secretaría de Turismo federal, dijo que este proyecto ha venido a contribuir con una alternativa de desarrollo económico distinto a la que cada comunidad pueda tener como vocación, logrando amalgamar al turismo a una serie de localidades para conservar las raíces como se constata en los recorridos por las diversas calles de Tula.

“Hemos visto como se trata de ensalzar lo que históricamente ha pasado en este lugar. Creo que es la forma que se puede heredar un legado con un valor fuerte que se debe conservar”, subrayó.

Celebró que los pueblos mágicos como el de Tula tenga éxito, gracias a la conjunción de esfuerzos entre la comunidad y los 3 órdenes de gobierno trabajan  de la mano para hacer las cosas.

“Estamos siendo participes de este desarrollo que están teniendo aquí en Tula y seguramente con este trabajo podemos seguir dando ejemplo a otros pueblos mágicos de como sí se pueden hacer las cosas”, enfatizó el funcionario federal.

Desde el primer día en que recibió la insignia como pueblo mágico, el Gobernador Egidio Torre Cantú ha sido fiel a este compromiso logrando consolidar proyectos y estrategias que han arrojado resultados muy positivos, tanto en infraestructura turística, desarrollo de productos, capacitación, apoyo a artesanos y promoción.

Este día, el Ejecutivo Estatal y su esposa, junto con el alcalde Juan Andrés Díaz Cruz, entregaron a los tultecos las obras del proyecto de mejoramiento de imagen urbana para lograr una mejor perspectiva de Tula, para quien la visite pueda apreciar sus inmuebles históricos y sus monumentos.

También inició los trabajos del programa de restauración de fachadas del Centro Histórico que dará continuidad al proceso de regeneración de esta zona, esto en virtud al gran número de inmuebles catalogados como históricos en la localidad y sean apreciados tal y como eran hace muchos años.

Asimismo, Egidio y María del Pilar visitaron la exposición de Taller de cueras tamaulipecas que se lleva a cabo en la “Casa Grande”, lugar que fuera habitada por la familia del General Alberto Carrera Torres.

También supervisaron las obras en proceso del corredor turístico “Arroyo Loco” que rescata el escurrimiento pluvial que cruza toda la ciudad para convertirlo en un espacio de esparcimiento y paseo para los tultecos y sus visitantes.

Este proyecto se está realizando en 4 zonas que contemplan la construcción del foro al aire libre, la restauración del” Pozo Honrado”, la construcción de locales comerciales en diversos cruces de circulación, una plazoleta, áreas de estacionamiento, así como jardines botánicos.

Acompañaron al Gobernador y a su esposa la Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo, Mónica González García; el Secretario de Obras Públicas, Manuel Rodríguez Morales; el Secretario de Administración, Jorge Abrego Adame; el Secretario de Finanzas, Miguel González Salum y la Directora del Itca, Libertad García Cabriales entre otros.