Para abordar de una forma profesional los factores de riesgo a los que están expuestos sus hijos y crear conciencia entre los padres de familia sobre la importancia de cómo prevenir el embarazo, consumo y abuso de tabaco o de alcohol, el gobierno de Egidio Torre Cantú puso en marcha desde el 2012 la estrategia “Guía para Padres”, una herramienta más que se suma al campo de la prevención en la salud de los tamaulipecos.

Norberto Treviño García Manzo, secretario de Salud, dio a conocer que este programa inició en las jurisdicciones sanitarias de Victoria y Jaumave y se contempla ampliarlo al resto de las 12 jurisdicciones del estado, luego de la aceptación y resultados obtenidos.

Los talleres “Guía para Padres” permiten conocer la dimensión ética y la capacidad de decidir; ejercer la autoridad bien entendida con sus hijos; recuperar el concepto de límite y reflexionar sobre su función paterna o materna.

“Es necesario un cambio de actitud entre los adultos respecto a su valoración de la sexualidad de los adolescentes, ya que mientras se niegue o se quiera evitar, se continuarán produciendo embarazos no deseados a temprana edad”, dijo.

Durante el 2012 se registraron más de 15 mil embarazos en adolescentes, que representan el 32.7 por ciento en relación al total, con los riesgos que implican por su condición de adolescentes.

Treviño García Manzo refirió que a un año de iniciada la estrategia, se ha capacitado a casi 80 profesionales de la salud en las distintas áreas del campo de la prevención como médicos de consulta externa, psicólogos, trabajadores sociales, enfermeras, promotores y otros.

Todos ellos tienen la responsabilidad de impartir talleres y orientación a los padres de hijos adolescentes en los diferentes Centros de Salud, mediante un proceso que apunta a la reflexión sobre la relación con sus hijos, y con ello sean capaces de transmitirle los conocimientos, confianza y autoridad.

Finalmente, dijo, se podrá abordar de forma profesional los factores de riesgo a los que están expuestos sus hijos, orientarlos sobre señales de alerta o síntomas que se presentan cuando los rebasa una situación de conflicto, dada por el consumo de sustancias adictivas o la práctica de la sexualidad sin protección.