Con el firme propósito de proteger la salud de los menores desde su nacimiento, el gobierno Egidio Torre Cantú iniciará en el 2014 una intensa estrategia para vacunar contra la tosferina a todas las mujeres embarazadas, una enfermedad grave que puede causar discapacidad permanente en los bebés e incluso la muerte.

Al informar lo anterior, el secretario de Salud del estado, Norberto Treviño García Manzo, refirió que con esta medida de prevención, se espera que los infantes tengan menor riesgo de sufrir esta enfermedad, ya que a través de la madre, se pueden transmitir los anticuerpos y los mecanismos de defensa.

Señaló que esta estrategia se ha dispuesto a nivel nacional en virtud de que la mayoría de los casos registrados, han sido en niños menores de 2 meses, los cuales todavía no están en el grupo blanco de vacunación, de ahí la importancia de que las mujeres tamaulipecas se acerquen a su Centro de Salud más cercano, sobre todo las embarazadas, para ya vacunadas, protejan inmunológicamente a sus bebés.

Explicó que este padecimiento está reemergiendo en el país a consecuencia de que a partir del año 2000, se han presentado casos de tosferina en Estados Unidos, lo que ha provocado que en el país se incremente el número de casos en los estados de la frontera de México, después de haber tenido bajo control y prácticamente eliminada esta enfermedad.

La tosferina es una enfermedad infecciosa respiratoria que se manifiesta con fiebre, tos muy insistente que habitualmente genera vómito y dificultad respiratoria, principalmente.

Treviño García Manzo indicó que para reducir el riesgo de contraer este padecimiento, es recomendable: completar el esquema de vacunación, vacunar a mujeres embarazadas; en caso de convivir con alguien enfermo, todos los artículos de uso personal se utilicen solamente por él, las personas que atienden a los pacientes lleven a cabo acciones de desinfección en la habitación con agua hiperclorada, se laven las manos frecuentemente con agua y jabón o con algún gel antibacterial.

Destacó que es importante que cuando los menores presenten alguno de estos signos de alarma, se tomen las medidas precautorias y se acuda a la unidad de salud de manera oportuna, ya que esta enfermedad es curable.