El alcalde Miguel González Salum recorrió las comunidades rurales del norte del municipio que resultaron afectadas por las abundantes lluvias tras el paso de la depresión tropical “Ingrid”, donde giró instrucciones para iniciar inmediatamente con los apoyos a las familias.

Algunas comunidades se mantienen incomunicadas como el ejido Fuerte de Portes Gil tras el derrumbe del vado que conecta a esta zona, donde el presidente municipal anunció que se apoyará con maquinaria pesada para el desazolve y liberación del acceso a la comunidad.

El alcalde victorense, quien estuvo acompañado por el Director de Desarrollo Rural Rodrigo Canales Pérez y el regidor Ángel Lara Martínez, entregó provisionalmente apoyos alimentarios a unas 3 mil 500 familias de las doce comunidades rurales visitadas durante el recorrido.

Dijo que tras ser evaluados los daños, la administración municipal ya se coordina con el Gobierno de Egidio Torre Cantú para hacer llegar lo más pronto posible los apoyos de los fondos de desastres naturales a estas comunidades que sufrieron afectaciones principalmente en sus caminos vecinales, donde algunas de ellas se mantienen incomunicadas.

En cada uno de los ejidos visitados, el alcalde Miguel González Salum escuchó y atendió la problemática que padecen las familias afectadas por las torrenciales lluvias que dejó la tormenta tropical “Ingrid” el pasado fin de semana.

El presidente municipal se comprometió a gestionar lo antes posible ante la Comisión Federal de Electricidad, la restauración de la energía eléctrica en comunidades como La Peñita y Fuerte de Portes Gil donde hace más de cinco días no cuentan con este servicio.

“Estamos recorriendo ejidos del norte del municipio donde las afectaciones fueron mayores, tratando de apoyar a nuestras familias del campo”, señaló el presidente municipal, quien aseguró que se mantendrá una comunicación permanente para atender esta problemática que hoy enfrenta el campo ante la presencia de un fenómeno natural.