CIUDAD VICTORIA.-El secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo aseguró hoy que el riesgo de introducción del virus ébola continúa siendo bajo para Tamaulipas y México y no hay condiciones para declarar alerta sanitaria; sin embargo y como parte de la política preventiva del gobierno de Egidio Torre Cantú, instruyó sobre el seguimiento de protocolos para la atención médica hospitalaria, aislamiento y envío a la única unidad de referencia (por el momento) de algún caso importado que pudiera presentarse.

Estas acciones son parte de las actividades implementadas por la federación y la Secretaria de Salud de los estados y son contempladas en el Plan de preparación y respuesta para atender el riesgo de la enfermedad.

Reiteró a los tamaulipecos que la mayor posibilidad de contagio es que un residente de los únicos países que registran transmisión generalizada como Liberia, Sierra Leona o Guinea, o un viajero que haya visitado estos países y haya tenido contacto directo con personas enfermas,  ingrese al territorio nacional, situación que sólo se daría a través de Europa o Estados Unidos, donde se han intensificado los protocolos de detección. México no tiene vuelos directos a ningún de los países del África Occidental.

Treviño García Manzo destacó que los gobiernos de Enrique Peña Nieto y de Egidio Torre Cantú trabajan de forma coordinada y anticipada para proteger la salud de la población y tienen la capacidad de actuar de forma eficaz, en caso de ser necesario.

Refirió que se continúa capacitando al personal en las áreas de medicina interna, infectología, pediatría, epidemiología, urgencias, terapia intensiva y enfermería, para estandarizar los criterios de pronta identificación y notificación de casos, así como, primero, del confinamiento necesario y después del traslado al centro nacional de referencia para la atención de pacientes con ébola, ubicado en el Instituto Nacional de Rehabilitación en el D.F., específicamente en el área de quemados, el cual dispone del nivel de bioseguridad tipo 4; así como del personal entrenado.

Como medida preventiva, dispuso la dotación de equipo de protección para el personal hospitalario, que consta de equipo tipo tivet, gogles, escafandras, mascarillas n95, guantes, botas, así como la disponibilidad adicional de una reserva estratégica, a nivel estatal, de 400 equipos de protección.