El Gobernador del estado, Egidio Torre Cantú encabezó la reunión de evaluación general de los daños causados por la tormenta tropical Ingrid a la que asistieron los alcaldes de los 33 municipios que sufrieron afectaciones por el paso de este fenómeno.

Entre otros aspectos, el objetivo de este encuentro fue el de integrar a los presidentes municipales entrantes a la dinámica de trabajo de atención a los damnificados y de enterarlos de las acciones de reconstrucción de la infraestructura dañada.

Torre Cantú les anunció su interés en recorrer sus localidades, indicándoles que existen obras importantes por inaugurar, pero que ellos pueden usarlas o ponerlas en marcha, sin esperar a que él o sus colaboradores programen una visita a sus municipios.

“No esperen a que vayamos a inaugurar, no lo dejen pendiente, la infraestructura hay que usarla, hay que ponerla al servicio de la ciudadanía, hay que empezarla usarla para lo que fue diseñada para servir”, subrayó.

Reunión de Evaluación en donde secretarios, titulares de paraestatales y delegados federales en Tamaulipas expusieron un informe actualizado del trabajo realizado en apoyo a las familias afectadas.

Torre Cantú refirió el peculiar contexto de inicio de los alcaldes ante una contingencia climatológica, reiterando todo su apoyo incondicional para que la vida cotidiana de las familias regrese a la normalidad.

“Siempre lo he dicho, una parte fundamental del equipo son todos y cada uno de ustedes, los que están enfrente de los municipios, en ese sentido no se inquieten demás”, puntualizó el Gobernador.

Enumeró aspectos fundamentales de su quehacer ante esta eventualidad.

-Atender a los habitantes afectados, que siempre es y será lo más importante, asegurándoles apoyos alimentarios y médicos.

-Reponer los enseres domésticos, documentos e incluso útiles escolares que se perdieron por las inundaciones o efectos de la tormenta.

-Intensificar un programa de empleo temporal.

-Invertir en infraestructura hidráulica y de prevención y protección de los centros de población, como lo es la de crear un Atlas de riesgo de carácter estatal.

El mandatario estatal pidió mantener la coordinación entre los tres órdenes de gobierno y máxime en estas situaciones con trabajo de prevención y decisiones informadas.

Los presidentes municipales que participaron en el evento fueron de Abasolo, Eduardo Martínez Torres; Aldama, Mario Zamorano Cantú; Altamira, Armando López Flores; Antiguo Morelos, José Guadalupe Tinajero Castro; Burgos, Marco Polo Garza Martínez; Bustamante, Gildardo Chaires Pecina; Casas, Santiago Ávalos Medina; Cruillas, Juan Manuel Vela Rivas; Mante, Pablo González León; y Gómez Farías, Teresa Galván García.

Asimismo, de González, Raúl García Vallejo; Güémez, Julio César López Valle; Hidalgo, Jesús Manuel guerrero Gamboa; Jaumave, José Ramón Eguía Navarro; Jiménez, José Saucedo García; Llera, José Pablo Valadez Hernández; Madero, Esdras Romero Vega; Mainero, Lazara Nelly González Aguilar; Méndez, Pedro Loera Almaraz; Miquihuana, Baltasar Vargas Rangel; Nuevo Morelos, Maricela Nájera Cedillo; y Ocampo, Juan Enrique Liceaga Pineda.

También, de Padilla, Francisco Reyes Díaz; Palmillas, Jaime Antonio Barragán Castro; San Carlos, César de la Garza Morantes; San Fernando, Mario Alberto de la Garza Garza; San Nicolás, Juan Gabriel Castellanos de la Fuente; Soto la Marina, Leonel Tavares Flores; Tampico, Gustavo Torres Salinas; Tula, Juan Andrés Días Cruz; Victoria, Alejandro Etienne Llano; Villagrán, Brenda Rodríguez Muñoz, y Xicoténcatl, Mariela López Sosa.