PATROCINADO POR: HOTEL PANORÁMICO

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- “Servir a los tamaulipecos en un tema tan sensible como lo es la propia salud, ha sido, además de una gran responsabilidad, el mayor privilegio que he tenido en mi vida profesional”, aseguró el secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, al hacer un recuento de su labor en el sexenio que constitucionalmente concluye este 30 de septiembre.

Hijo del gobernador de Tamaulipas de 1957 a 1963, Norberto Treviño Zapata y con una amplia trayectoria en México, Treviño García Manzo instauró a la prevención, como el eje rector del quehacer institucional, desde el primer día al frente de la Secretaría de Salud, el 1 de enero de 2011.

Gracias a esta visión, que dio prioridad y permitió el tránsito de lo curativo a lo preventivo, el gobierno de Egidio Torre Cantú, entre otros logros,  fue reconocido con el primer lugar nacional durante los años 2012, 2013 y 2014 en la estrategia de la Secretaría de Salud federal, “Caminando a la Excelencia”. Lo siguiente lo digo sin ningún asomo de autoelogio, “Tamaulipas nunca había tenido los logros en salud, como en esta administración de Torre Cantú”.

Norberto Treviño, dijo que el compromiso de velar por los tamaulipecos, de anticiparse en todo lo posible, a la enfermedad,  de acercar los servicios en las localidades más apartadas  y a quienes viven en condiciones de vulnerabilidad, “tuvo sus resultados” durante este sexenio.

El primero y más importante, el mejoramiento de la salud de la población y con ello, a mediano y largo plazo, de su calidad y esperanza de vida y el segundo, el cumplimiento de las políticas públicas emanadas del eje rector Tamaulipas Humano, .el rubro más sensible del Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016 del gobernador Egidio Torre Cantú.

“En Salud el trabajo es eterno, siempre hay metas por cumplir y día a día está sometido a alta incertidumbre”, reiteró. Esta frase da la justa medida a lo hecho y a lo por hacer.

Para mejorar la calidad de la atención fue necesario ampliar la plantilla de personal en los centros de salud  y pasar de 711 a 912 médicos, de mil 067 a mil 415 enfermeras, de 196 a 219 odontólogos, de 76 a 134 psicólogos, de 119 a 156 nutriólogos y de 221 a 277 promotores, todo ello del 2010 al 2015. Aprovechó la oportunidad para agradecer y reconocer a todos y cada uno, su compromiso y su responsabilidad.

Treviño García Manzo entrega un sector salud fortalecido, con muchos retos, que se tienen que enfrentar, al igual que en México como en el mundo, entre ellos la preocupante epidemia de obesidad, de las enfermedades emergentes y reemergentes, la mortalidad materna e infantil, el embarazo en niñas y adolescentes, o el cáncer en todos los grupos de edad.

“Son temas que deben tener continuidad, que no inician ni concluyen con un sexenio, sino que deben complementarse y enriquecerse con nuevas propuestas, pero que deben llevar a la prevención de las enfermedades y el autocuidado de la salud como el eje rector” concluyó.

PANORAMICO222