Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Una buena afluencia de visitantes tuvieron los Pueblos Mágicos Tula y Mier en Tamaulipas durante la Semana Santa 2014, informó Mónica González García, Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo, al dar a conocer que entre ambos  se llegó a los 35 mil paseantes.

Los Pueblos Mágicos recobraron su gran capacidad turística en las vacaciones de Semana Santa y según las estadísticas del 11 al 20 de abril, quienes asistieron a Tula fueron un total de 26,774 visitantes, mientras que en Mier se abrieron las puertas a 8 mil 208 paseantes quienes pudieron constatar la vasta historia de los pueblos mágicos tamaulipecos.

En Tula, los visitantes no dejaron pasar la oportunidad de acudir a los sitios donde se elabora la emblemática cuera tamaulipeca, algunos adquirieron éstas prendas de vestir que son mundialmente famosas.

Los sitios más recurrentes en este paseo que fueron ofrecidos a los visitantes en Tula fueron la Plaza de Armas, la Parroquia de San Antonio de Padua, la casa Carrera Torres, entre otras. Y un poco más lejos, a tan solo 9 km de la cabecera municipal también se registró gran afluencia en la pirámide El Cuitzillo, y la rica gastronomía representada por las enchiladas tultecas, fueron el manjar que coronó la visita.

La historia en Mier, no es tan diferente, los más de 8 mil visitantes se fueron satisfechos al escuchar el desarrollo de las raíces históricas, relatadas de lugar que fue declarado Pueblo Mágico en diciembre de 2007, además de las ricas historias narradas de la Casa de los Frijoles Pintos donde se llevó a cabo el 25 de diciembre de 1842 una acción de armas ante el ejército norteamericano. Esta anécdota, debe escucharse ahí en donde se celebró la hazaña.

Las festividades de Semana Santa se extendieron a pocos kilómetros del norte de Ciudad Mier, en la Presa Falcón, considerada la presa más grande de Tamaulipas, en donde familias se congregaron para disfrutar del sano esparcimiento de la pesca deportiva o simplemente a disfrutar un día de campo.

Otros de los sitios de interés en Mier fueron la Parroquia de la Purísima Concepción, la Plaza Hidalgo, la Capilla de San Juan y la Casa de la Cultura.

Así, los visitantes pudieron explorar y conocer la riqueza del Estado de Tamaulipas. No sólo la historia y las raíces, sino también de la naturaleza.