Ciudad de México. Como olvidar al gato naranja más flojo y divertido de la televisión con el que reíamos de niños en cada capítulo, en donde sus aventuras no paraban… continúa leyendo