Río de Janeiro.- Dice una frase que ‘La realidad supera a la ficción’ y un crimen cometido recientemente en Brasil lo comprueba.

El cuerpo de Marcia Martins Miranda fue encontrado sin vida el pasado 5 de noviembre en el jardín de una casa del barrio Río Pequeño, a las afueras de la ciudad de Sao Paulo.

Aunque esto ya es un hecho terrible, lo es más saber que la investigación policial apunta directamente a sus suegos, quienes presuntamente la secuestraron y asesinaron ante la imposibilidad de obtener la custodia de sus nietos.

Según información del portal O Globo, la víctima acompañó a la pareja a un banco de Sao Paulo con el propósito de abrir una cuenta para la manuntención de los menores. Ahí fue el lugar donde fue vista con vida por última vez.

Posteriormente, los tres se dirigieron a un inmueble -que habían alquilado los suegros- y ahí se llevó a cabo el asesinato.

La llevaron con el auto hasta la casa que habían alquilado doce días antes. La invitaron a recorrerla y, probablemente, al llegar a la última habitación, la golpearon en la cabeza y luego la enterraron viva”, declaró el detective de la policía, Mario Sergio Oliveira Pinto.

La policía concluyó que Fernando de Oliveira y María Izilda, planificaron y ejecutaron el asesinato de forma premeditada.