Suecia.- Un paciente de un hospital psiquiátrico de la ciudad sueca de Hassleholm se dio a la fuga esta semana durante un paseo de descanso que se le concedió dentro de las instalaciones del edificio.

 El sujeto, de 38 años, se autoproclama como ‘cazador de brujas’ y había sido internado en febrero de este año tras admitir que planeaba secuestrar, decapitar y quemar a su hermano como parte de la cacería, informaron medios suecos.

Luego de su captura, la Policía encontró en su computador personal una lista de 56 personas a las que el maniaco posiblemente tenía planeado asesinar también.

En 2015, fue juzgado y enviado a prisión cuatro meses por lesiones a su exesposa después de que ella afirmara que la había acusado de brujería.

Hasta el momento, las autoridades sospechan que el fugitivo se dirige a la ciudad de Malmo, donde vive la mujer y su hijo, que se ocultan y han cambiado de identidad. «Tenemos miedo a morir. Todos permanecemos en nuestros apartamentos, no nos atrevemos a salir a la calle», afirmó un familiar de la exesposa.

Por el momento se está llevando a cabo un operativo de búsqueda en Malmo con ayuda de personal psiquiátrico y policial dada la peligrosidad del paciente.