Barcelona, España (Agencias).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy la autoría del atentado perpetrado en Barcelona (España) que ha causado 13 muertos y 80 heridos, según informó su agencia afín, Amaq.

El atentado ocurrió pasadas las 15:00 horas GMT, cuando una furgoneta alquilada de color blanco arrolló a varias personas que paseaban por las Ramblas, uno de los lugares más concurridos y turísticos de Barcelona.

Al parecer, la furgoneta partió de la estación de metro de las Ramblas, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del teatro del Liceu (la ópera de Barcelona).

La furgoneta se desplazaba a gran velocidad y haciendo “eses”, según el testimonio de un testigo.

Las fuerzas de seguridad acordonaron entonces la zona mientras que los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas y se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y viviendas tras el atropello.

Identifican atacante

Las primeras investigaciones del ataque terrorista con una furgoneta en el centro de Barcelona indican que el vehículo salió de un lugar cercano a la estación del Metro de Las Ramblas.

Versiones policíacas indican que un sujeto identificado como Driss Oukabir, fue quien alquiló la camioneta.

El sujeto es originario de la región magrebí, una zona de África del Norte que comprende Marruecos,Argelia y Túnez, y tiene residencia legal en España.

El vehículo circuló por el carril de la avenida central de Las Ramblas y se estrelló intencionalmente de frente contra varios automovilistas.

Frente a la entrada del teatro Liceu, la ópera de Barcelona, el sujeto detuvo el vehículo y terminó su recorrido.

Testigos les dijeron a las autoridades españolas que la furgoneta se desplazaba a gran velocidad y se movía de un lado a otro.

Los investigadores localizaron una camioneta abandonada en la localidad barcelonesa de Vic y no descartan que los atacantes hayan utilizado el vehículo para escapar.