MOSCÚ, RUSIA (AP).- Un avión militar ruso de carga cayó ayer cuando se aprestaba a aterrizar en una base aérea rusa en Siria y todas las 39 personas a bordo murieron, informó el Ministerio de Defensa ruso.
El An-26 con 33 pasajeros y seis tripulantes cayó a 500 metros de la pista. Las fuerzas armadas dijeron que se trató de un error técnico.
Rusia, firme aliada del presidente sirio Bashar Assad, arrienda la base aérea militar de Hemeimim en Siria, cerca de la costa del Mediterráneo.
Aunque está lejos del frente del conflicto, la base fue atacada con artillería en diciembre. El mando militar ruso aseguró que el avión no fue blanco de ataques, pero dijo que realizará una investigación exhaustiva. Todas las víctimas estaban adscritas a las fuerzas armadas de Rusia.  Fue el segundo avión militar ruso en chocar en Siria este año. El mes pasado, un jet Su-25 fue derribado por un misil portátil de defensa aérea en la provincia de Idlib, en el norte de Siria.