Sidney, Australia.-El ciclón ITA tocó tierra en Cape Flattery ayer por la noche como tormenta de categoría cuatro, pero se debilitó a medida que se desplazaba hacia el interior del territorio.

Vientos de hasta 150 kilómetros por hora y lluvias torrenciales azotan la región de Cape Melville a Cape Tribulation.

En Cooktown, el hotel de la costa Oeste y una casa han sufrido voladuras de techos, pero otro tipo de daño estructural importante parece haber sido reducido al mínimo.

El ciclón es ahora de categoría dos, con vientos de ráfagas destructivas de hasta 150 kilómetros por hora entre Cabo Melville y Cabo Tribulation.

ejb