Por Rubén Barrera. Corresponsal

Washington, 4 May (Notimex).- Las notas musicales, los colores y las tradiciones del folclor y la cultura mexicana se manifestaron en esta capital el domingo, como parte de la conmemoración anticipada de la Batalla de Puebla, ante el beneplácito de cientos de espectadores.

Bajo un día soleado y una agradable temperatura, un área del enorme espacio abierto rectangular que compone el Mall, quedó convertida en un escaparate por el que desfilaron lo mismo charros y adelitas a lomo de caballos, que bailarines de son jarocho y danzantes aztecas y otros bailes autóctonos.

El espacio se ubicó a un lado del obelisco a Washington, uno de los monumentos más representativos de la ciudad, y la estructura dominante del Mall, en uno de cuyos extremos se levanta el Capitolio y a cuyos costados se ubican la mayoría de los museos del Instituto Smithsoniano.

“Para nosotros es motivo de mucho orgullo estar aquí y mostrar un poco lo que es México, su gente y nuestras tradiciones”, explicó Abelardo Sandoval, presidente del lienzo charro Rancho El Dorado, ubicado en la vecina comunidad de Cattlet, Virginia, una de las áreas donde se concentra parte de la población mexicana que reside en la zona metropolitana de Washington.

Casi la totalidad de los miembros del lienzo se trasladaron este día a la capital para participar en las festividades organizadas por el Instituto Smithsoniano y la compañía de danza de Maru Montero, con motivo de las festividades por la Batalla de Puebla, que se celebra el 5 de mayo.

La presencia de los charros, sus monturas y los integrantes de la escaramuza charra del lienzo resultó llamativa para la mayoría de los visitantes, quienes no dejaron de tomarles fotografías en el improvisado corral donde eran retenidos los caballos.

Pese a lo reducido del espacio, la escaramuza charra pudo efectuar algunas maniobras, mientras algunos de los charros realizaban el floreo de reata ante cientos de espectadores cerca de la entrada al obelisco, uno de los puntos más visitados por los turistas.

Cerca, miembros de la compañía de danza Tecuani se preparaban para ejecutar la danza del jaguar, ataviados con trajes regionales y máscaras de madera.

José Luis Reyes, residente de la comunidad de Mannasas, Virginia, y director del grupo, dijo que su participación en estos eventos con motivo del Cinco de Mayo se remonta a dos años atrás, aunque han tomado parte en otras festividades organizadas por el Instituto Smithsoniano.

“Siempre venimos con gusto a mostrar un poco lo que es México y creemos que la gente lo disfruta”, indicó Reyes, quien explicó que la mayoría de los integrantes de la compañía provienen del estado mexicano de Puebla.

Las festividades incluyeron actuaciones de danzantes infantiles como los pequeños integrantes del Ensamble de Danza Monarca de Falls Church, Virginia.

“Nos da gusto poder ser parte de estas fiestas, enseñar un poco lo que es México y a la vez inculcar en estos pequeños el amor y el gusto por nuestras tradiciones, para que no se olviden de dónde vienen”, dijo Jorge Cámara, fundador del grupo.

Para Natalia Esquinca, originaria de Guatemala, las festividades constituyeron una oportunidad para conocer más sobre México, “pero también para poder convivir con gentes de otros países y celebrar la riqueza cultural de nuestros países”.

Las festividades con motivo de la Batalla de Puebla en la capital incluirán el próximo martes la recepción que ofrecerá el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, que incluyen platillos tradicionales y música en vivo a cargo en ocasiones de famosos artistas mexicanos.

Esta tradición es observada de manera consistente desde los días de la administración de George H. Bush.