Santa Cruz de la Sierra, Bolivia (Notimex).- Cientos de miles de personas abarrotaron hoy la Plaza del Cristo Redentor y todas las calles aledañas para participar en la misa multitudinaria con el Papa Francisco, quien cumple su segunda jornada de visita en Bolivia.

A las 09:15 horas locales (13:15 GMT), Francisco salió de la residencia del arzobispo emérito de Santa Cruz, Julio Terrazas Sandoval, donde pernocta en estos días, y se dirigió a bordo del papamóvil hasta el cruce de las avenidas Monseñor Rivero y De Mendoza.

La muchedumbre que se lanzó a las calles de la ciudad hizo que el vehículo transitara apenas 1.5 kilómetros en 45 minutos. En varios momentos de su recorrido pidió parar y se bajó para saludar a los fieles.

Frente al gran templete montado para la ocasión, con un techo en forma de casa que protegió el altar mayor, se pudieron ver banderas de diversos países, no sólo bolivianas sino también peruanas, brasileñas y argentinas.

Hasta ahí llegó Camila Parilla, una muchacha que viajó junto con su familia desde la localidad de Tilcara, en la provincia argentina de Tilcara. Desde el martes viajó con la emoción de ver a su connacional el Papa y su autobús tardó mucho más de lo previsto, debido a los trámites en la frontera.

“Creo que es la mayor emoción que podemos tener todos porque más allá de ser el Papa latinoamericano, es el Papa de todos. Es una emoción de verdad poderlo tener aunque sea cinco segundos tan cerca, es como un sol”, dijo a Notimex.

Destacó que en su autobús la mayoría iba a ver al Papa y todos estaban “emocionadísimos” cantando, gritando y saltando de alegría por poder encontrarse “con el representante de Cristo”.

“Me voy a llevar a la Argentina mucha paz y esa unión que como hermanos nos propone el Papa. Se espera que vaya pronto a mi país, allá lo esperamos con mucha expectativa, esperemos que en este 2016 este por allá y ahí estaremos siguiéndolo a todas partes”, señaló.