Roma.- Durante su participación en la Conferencia Internacional de Lucha contra las Drogas que se llevó a cabo en Roma, el Papa Francisco condenó la legalización de cualquier tipo de estupefacientes debido al peligro en que se podrían encontrar los jóvenes.

El pontífice destacó que permitir el uso de psicofármacos a aquellas personas que continúan usando droga no reduce el daño.

Agregó que la solución al consumo del alcohol y la droga es mejorar las bases de la educación, el amor y las fuentes de trabajo.

vmp