Río de Janeiro, 17Jun (Notimex).- La desaceleración en el sector automotriz brasileño, con caídas de producción y ventas cercanas al 20 por ciento anual, detuvo la mitad de fábricas del país y paradas acordadas con sindicatos, según datos de la industria del país.

De las 29 fábricas de vehículos que tiene actualmente Brasil al menos 15 se vieron impactadas por los planes de restricción de producción o se verán afectadas en las próximas semanas, según datos del diario económico Valor.

Montadoras como Mercedes-Benz, Fiat, Ford, General Motors y Peugeot Citroen, entre otras, anunciaron paradas en sus unidades en Brasil, país que en la última década recibió miles de millones de inversión en este sector para elevar la capacidad productiva cercana a los cinco millones de unidades, según la consultora especializada “Tendências”.

Sin embargo, Brasil prevé producir este año apenas 2.5 millones de vehículos, un 17.8 por ciento menos que el año pasado, como consecuencia de la caída de las ventas nacionales y la incapacidad del país de exportar a otros mercados por la falta de competitividad.

El presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (ANFAVEA), Luiz Moan Yabuki, recordó la semana pasada que “las ventas de autos en mayo fueron equivalentes a las del mismo mes de 2007, por lo que volvemos ocho años atrás”.

Al menos 14 mil empleos fueron recortados en los últimos 12 meses, pero los expertos indican que se podrían producir más despidos en la industria, muy afectada por la desaceleración económica de Brasil, cuyo Producto Interior Bruto (PIB) debería caer este año un 1.2 por ciento.

EEMB.