La Habana, 10 Mar (Notimex).- El gobierno cubano consideró que la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contra Venezuela, “reafirma, una vez más, el carácter injerencista de la política exterior estadunidense.

En una declaración fechada este lunes y difundida este día por los diarios Granma y Juventud Rebelde, Cuba condenó las sanciones emitidas la víspera por Estados Unidos contra siete funcionarios venezolanos y tras calificar al país sudamericano “como una amenaza para la seguridad nacional estadunidense”.

El gobierno cubano se dio así por enterado de “la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva” del gobierno de Barack Obama contra el de Venezuela, “en represalia por las medidas adoptadas en defensa de su soberanía frente a los actos injerencistas de autoridades gubernamentales y del Congreso estadunidense”.

“¿Cómo amenaza Venezuela a Estados Unidos? A miles de kilómetros de distancia, sin armas estratégicas y sin emplear recursos ni funcionarios para conspirar contra el orden constitucional estadunidense, la declaración suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen”, apuntó la nota en la versión electrónica de Granma y Juventud Rebelde.

“La gravedad de esta acción ejecutiva ha puesto en alerta a los gobiernos de América Latina y el Caribe que en enero de 2014, en la Segunda Cumbre de la CELAC en La Habana, declararon a la región como Zona de Paz y repudiaron cualquier acto que atente contra ello, pues acumulan suficientes experiencias de intervencionismo imperial en su historia”, continuó.

De esta forma Cuba reiteró “su incondicional apoyo y el de nuestro pueblo a la Revolución bolivariana, al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro Moros y al heroico pueblo hermano de Venezuela”.