Montevideo, Uruguay.- La Ley de Matrimonio Igualitario, que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo en Uruguay, cumplió este viernes pasado su primer año de vigencia con un balance de 70 enlaces en la ciudad de Montevideo, donde reside la mitad de la población del país.

De estas 70 parejas, un 70 por ciento fueron matrimonios entre varones y el 30 por ciento restante lo constituyeron bodas entre mujeres, según confirmaron fuentes del Registro Civil uruguayo.

A un año de la aprobación parlamentaria de la norma, Federico Graña, representante de la asociación LGTB uruguaya Ovejas Negras, que integra a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, aseguró que «los más apocalípticos, los que predecían una catástrofe para Uruguay si las parejas homosexuales se casaban, han sido derrotados».

La primera boda entre homosexuales pública se celebró en Uruguay en agosto pasado y tuvo como protagonistas a Rodrigo Bordas y Sergio Miranda, editores de una publicación dirigida al público LGTB.

vmp