Afganistán— Al menos 40 personas murieron este martes por una explosión de un ataque suicida durante una reunión de religiosos musulmanes en la capital afgana, informaron funcionarios del Gobierno.

Asimismo, más de 60 personas resultaron heridas en la explosión, indicó Basir Mujahid, portavoz de la Policía de Kabul.

“He confirmado informes de que 40 personas murieron”, señaló Mujahid.

El portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, señaló que cientos de académicos y clérigos se habían reunido para celebrar la ocasión en un gran salón de bodas en la capital.

Las autoridades trabajan en las labores para esclarecer los motivos del ataque, pero tanto los talibanes como un afiliado local del autodenominado Estado Islámico han dirigido recientemente ataques a religiosos alineados con el Gobierno en el pasado.