La Guardia Civil, con la colaboración de Interpol y Europol, ha desmantelado una red internacional de pornografía infantil que actuaba a través de internet en 27 países. El instituto armado ha detenido a 16 personas en España que distribuían y producían el material pedófilo en Galicia, Barcelona, Madrid, Salamanca y Cádiz y se ha incautado de archivos con imágenes “extremadamente crudas de menores de uno a 15 años” manteniendo relaciones sexuales con adultos e incluso con animales, según ha publicado en un comunicado.Más de 400 usuarios han sido identificados.

La Guardia Civil localizó en Pontevedra —en una investigación que comenzó en octubre del año pasado— una determinada serie de ficheros relacionados con la explotación sexual infantil, compartidos en grupos de WhatsApp. A raíz de estas pesquisas se detectaron tres chats, 420 usuarios y una importante cantidad de archivos compartidos que estaban etiquetados con el acrónimo ‘CP’, asociado a las palabras Child Pornografy (pornografía infantil).

El acceso a estos grupos se hacía a través de distintos enlaces que se podían obtener por medio de los respectivos administradores de los chats o a través de determinadas páginas webs o redes sociales, como era el caso de Facebook. Después de constatar que la actividad no se limitaba solo a España, la Guardia Civil facilitó a Europol e Interpol las localizaciones de los más de 400 usuarios identificados.

Además de las 14 personas detenidas y dos investigadas en España, la Guardia Civil ha llevado a cabo 15 registros domiciliarios en los que se intervinieron 37 teléfonos móviles, ocho ordenadores, 15 discos duros, cuatro cámaras y 11 soportes ópticos. La operación continúa abierta con la finalidad de analizar todo el material intervenido. La operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra.