Río de Janeiro, 1 Jun (Notimex).- La economía brasileña podría sufrir una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del 1.27 por ciento en 2015, mientras la inflación se situará en índices cercanos al 8.5 por ciento, según las previsiones de expertos.

En su informe semanal, el Informe Focus divulgado por el Banco Central empeoró sus previsiones para la séptima economía del planeta, que en el primer trimestre tuvo una contracción del 0.2 por ciento.

En su séptima semana consecutiva de empeoramiento en las previsiones, los expertos y analistas estimaron que la contracción y la inflación será mayor para este año respecto a la opinión de la semana pasada, mientras para 2016 la mayor economía de América Latina debería recuperar la senda del crecimiento con un 1 por ciento de progresión del PIB.

Estos datos se deben a un conjunto de factores que van desde la caída del consumo en las familias hasta la contracción de la producción industrial, que debe caer un 2.8 por ciento en 2015.

La inflación, por su parte, debería situarse en el 8.39 por ciento, casi el doble de la meta del Gobierno brasileño, que pretende limitar el aumento de los precios al 4.5 por ciento.