TEHERÁN, IRÁN (AP).- Irán ejecutó a un científico nuclear que desertó a Estados Unidos en 2009 y que regresó a la república islámica un año después en circunstancias extrañas, confirmaron las autoridades el domingo, al reconocer por primera vez que detuvieron, juzgaron y condenaron en secreto al hombre que en cierto momento anunciaron como un héroe.
Shahram Amiri trabajaba para una universidad afiliada al Ministerio de Defensa de Irán cuando desapareció en 2009 mientras hacía una peregrinación religiosa a los sitios sagrados musulmanes en Arabia Saudí.
Reapareció un año después en una serie de videos en línea grabados en Estados Unidos. Posteriormente Amiri entró a la sección de intereses iraníes en la embajada de Pakistán en Washington y exigió ser enviado a casa.
En varias entrevistas, Amiri describió haber sido secuestrado y retenido contra su voluntad por espías saudíes y estadounidenses. En contraste, funcionarios de Estados Unidos dijeron que el científico iba a recibir millones de dólares por su ayuda para comprender el disputado programa nuclear de Irán.
Fue ahorcado en la misma semana que Teherán ejecutó a un grupo de milicianos, un año después de que su gobierno firmó un acuerdo sin precedentes para limitar el enriquecimiento de uranio a cambio de que Occidente le suspendiera sanciones económicas.