París.- La ola de calor ha alcanzado esta tarde su nivel máximo en Francia, con un récord histórico. En Gallargues-le-Montueux, en el departamento de Gard, entre Montpellier y Nimes, se ha llegado a los 45,8 grados. Cuatro departamentos del sur se hallan en alerta roja. Miles de escuelas están cerradas, se han suspendido actividades y espectáculos al aire libre, al tiempo que los servicios de urgencia de los hospitales han reforzado su dispositivo y creado unidades de crisis.

El récord absoluto de calor lo ostentó, durante un corto periodo, Carpentras, al este de Aviñón, con 44,3 grados. Luego Gallargues-le-Montueux tomó la delantera, con 45,8 grados. Los expertos alertan de que, si no se toman medidas drásticas contra el calentamiento global, en el año 2050 las temperaturas durante los episodios caniculares extremos podrían subir hasta los 55 grados incluso en el norte de Francia, un escenario catastrófico.

Villevieille ha alcanzado los 45,1 grados. Le sigue de cerca Carpentras, al este de Aviñón, con 44,3 grados

La red ferroviaria francesa no está preparada para soportar tanto calor. Ya se han producido averías graves y los consiguientes retrasos. El peor incidente, hasta ahora, se registró en la noche de ayer en la línea París–Clermont-Ferrand. Los pasajeros quedaron atrapados durante horas, sin aire acondicionado, sin agua y con los lavabos inutilizados. Primero la salida del tren se vio retrasada por un suicidio en las vías. Luego se rompió la catenaria, probablemente por el calor, y el convoy quedó parado. El rescate no se produjo hasta las 4.30 de la mañana. La llegada al destino se produjo con 11 horas de retraso.

Hasta el momento no se ha informado de defunciones causadas directamente por el calor. Sí ha habido cuatro personas ahogadas mientras se bañaban. Las autoridades advierten del riesgo mucho mayor que existe estos días dada la afluencia masiva a las piscinas y a las playas.

El Gobierno apela a la responsabilidad de la población para actuar con prudencia y previsión. “El calor es peligroso para todo el mundo y puede matar en caso de actividad física exterior y si se deja a un niño en un vehículo”, ha recordado Jérôme Salomon, director general de Sanidad. La ministra de Transportes, Élisabeth Borne, ha aconsejado que se eviten los desplazamientos innecesarios a las zonas más afectadas por el calor. La compañía de ferrocarriles, SNCF, ha ofrecido devolver el importe de los billetes y cambiarlos para otras fechas.

El consumo de electricidad ha alcanzado también un récord para esta época del año, debido a los aparatos de aire acondicionado. Entretanto, siguen las restricciones de tráfico para los vehículos más contaminantes en París, Lyon y Marsella.

Galería