Quito (Notimex).- En la visita apostólica que comenzó el domingo a Sudamérica, Francisco volverá a sus raíces culturales y espirituales más profundas, pero su mensaje durante la gira se dirigirá a todo el mundo, aseguró Federico Lombardi.

En entrevista con Notimex, el director de la sala de prensa del Vaticano destacó que la visita papal a Ecuador, Bolivia y Paraguay, que se extenderá hasta el domingo 12, permitirá a Jorge Mario Bergoglio abordar las “grandes líneas de orientación de su pontificado”, resumidas en la alegría y el gozo.

Destacó la decisión del pontífice de visitar tres países sin posiciones dominantes en la región, desde los cuales podrá dirigirse a todo el Continente Americano, pero también más allá de las fronteras.

Recordó que el lema del viaje es “anunciar el evangelio con alegría y gozo”, que resume de manera clara las ideas que llevaron a Francisco al pontificado.

“Estamos en un lugar donde sentiremos verdaderamente que hay en el gran corazón de este Papa, de raíces latinoamericanas pero con una mirada al mundo entero”, estableció.

Ha habido viajes del Papa en Asia y en Europa que tuvieron un amplio respiro, este espíritu del Papa y su modo de presentarse y de comunicar, logra hablarle a la humanidad, por lo cual no hay límites “al alcance de sus palabras”, agregó.

Subrayó que la visita será una buena ocasión para que el Papa se pueda expresar con gran espontaneidad sobre los sentimientos que tiene en el corazón.

“Estamos en el lugar de las raíces históricas, culturales y humanas del Papa, pero con una mirada siempre universal, esto es el misterio y lo precioso del servicio del Papa que hace universal lo que él anuncia”, precisó.

“Un Papa que viene de América Latina está enriqueciendo de temas, perspectivas y modos para transmitir el mensaje del evangelio en toda la Iglesia”, apuntó.