JOHANNESBURGO (AP).- Más de 130 migrantes aparentemente estaban desaparecidos después que dos botes naufragaron frente a la costa de Yibuti, en el este de África, informó la agencia de migraciones de la ONU.

Indicios

La policía local encontró cinco cadáveres mientras continuaba la búsqueda. Testigos dijeron que las embarcaciones estaban sobrecargadas y el fuerte oleaje las hizo naufragar a media hora de zarpar.

La agencia de migración dijo que su equipo en el lugar encontró un sobreviviente que abordó un bote con otras 130 personas, entre ellas 16 mujeres.

Los migrantes del Cuerno de África suelen partir de Yibuti para cruzar el estrecho de Bab al-Mandeb en busca de trabajo en los países ricos del Golfo. Yibuti también es un puerto vital para su vecina Etiopía, que no tiene salida al mar, lo cual es aún más importante.

Según la constitución de Yibuti, el Islam es la religión oficial del estado. Todas las leyes y políticas del país se rigen por la ley islámica o sharia, siendo nula cualquier ley o política que no esté de acuerdo con ella. En consecuencia, todas las comunidades cristianas del país se enfrentan a dificultades.

La mayoría de los yibutianos son musulmanes suníes conservadores y tienen fuertes lazos familiares en Somalia y Yemen. Estas familias no consienten la conversión a otra religión.

Algunos imanes utilizan sus sermones de los viernes para ridiculizar a los cristianos y la cristiandad.