Caracas, 30 Dic (Notimex).- Un grupo de estudiantes opositores en Venezuela se mantendrá encadenado durante la noche de Año Nuevo para exigir la liberación de sus compañeros encarcelados por ejercer el derecho a la protesta y de los “presos políticos” del gobierno.

La protesta en la Plaza de Altamira, en el exclusivo conurbano municipio de Chacao, se instaló desde el pasado 20 de diciembre y según el movimiento estudiantil opositor busca concientizar a la población de que “no hay nada que celebrar” este diciembre.

“Estamos tratando de crear conciencia en la ciudadanía de que estamos en diciembre, pero no hay nada que celebrar por toda la situación que está pasando el país”, explicó Luis Alberto Semidei, un estudiante de 22 años.

Semidei indicó a Notimex que la protesta busca enviar un mensaje para “apoyar a los muchachos que siguen detenidos, a los familiares que perdieron a sus seres queridos”, como consecuencia de la “represión gubernamental”.

Este estudiante de cocina precisó que en la actualidad permanecen privados de libertad más de 80 estudiantes sólo en el área metropolitana de Caracas, por protestar contra el gobierno, mientras varios miles permanecen en libertad bajo régimen de presentación.

La mayoría de las detenciones se produjo a raíz de las protestas antigubernamentales que estallaron en Venezuela entre febrero y abril pasados, que dejaron un saldo de 43 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos, aunque la mayoría fueron liberados.

El gobierno denunció que estas protestas formaban parte de un plan “golpista” y que las muertes fueron consecuencia de la naturaleza violenta de las manifestaciones, mientras la oposición culpó a la “brutal represión”.

Semidei sostuvo que “el año que viene tomaremos las acciones de calle para seguir protestando”, ante la negativa del gobierno del presidente Nicolás Maduro a liberar a los estudiantes y los presos políticos, como el líder opositor Leopoldo López y otros disidentes.

Al respecto criticó que el gobierno ratificara a los jefes de los poderes públicos pese a las denuncias de excesos policiales y judiciales para enfrentar la disidencia, lo cual demostraría que Venezuela enfrenta una “dictadura”.

“Así como ellos ratificaron su modo de régimen y dictadura, nosotros ratificamos que seguiremos en las calles protestando porque queremos un mejor futuro para todos los venezolanos, porque no hay futuro con este régimen”, recalcó Semidei.