Nueva York, 27 May (Notimex).- El Departamento de Justicia anunció hoy que buscará la extradición de Jeffrey Webb, actual presidente de la Confederación de Futbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Cconcacaf), como parte de su operativo contra la corrupción en el futbol internacional.

En una conferencia de prensa, la procuradora general de Estados Unidos, Loretta Lynch, manifestó que planea pedir a Suiza la extradición de Webb y de los otros seis individuos, arrestados esta mañana en la ciudad de Zúrich, a fin de que enfrenten las acusaciones develadas este miércoles.

Los señalamientos indican que 14 personas, entre empresarios privados y funcionarios de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) y de sus organismos regionales, forman parte de una red de delincuencia organizada, corrupción y fraude que opera en estos organismos deportivos.

Las personas arrestadas en Suiza son, además de Webb, los funcionarios Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel y José Maria Marin.

Suiza no mantiene tratados de extradición con Estados Unidos, y es poco frecuente que este país consienta en entregar personas acusadas de delitos fiscales, aunque por lo general sí coopera con investigaciones criminales.

Asimismo, los arrestos en Suiza fueron coordinados con las autoridades de Estados Unidos, que hoy mismo revelaron las acusaciones contra funcionarios del futbol profesional y personas asociadas.

Además de los 14 personas mencionadas en la acusación, el Departamento de Justicia señaló que cuatro acusados más alcanzaron acuerdos de culpabilidad.

Lynch indicó que tan sólo por el delito de delincuencia organizada los acusados podrían recibir un máximo de 20 años de prisión. Sobre los acusados pesan un total de 47 cargos criminales.

En la conferencia de prensa en que fueron presentadas las acusaciones, el director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, afirmó que el anuncio de este día es sólo el principio en el esfuerzo del gobierno de Estados Unidos por desterrar la corrupción del futbol profesional en el mundo.

Por su parte, el procurador en funciones del distrito de Brooklyn, Kelly Currie, manifestó que “este es el comienzo de nuestro esfuerzo, no el final”, al indicar que “estamos buscando individuos y entidades en una variedad de países”.