(Agencias)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este jueves una ayuda de entre 14,000 y 18,000 millones de dólares para Ucrania, lo que eleva a 27,000 millones de dólares la asistencia internacional a este país al borde de la bancarrota.

La ayuda del FMI, que tiene que salvar al país de la quiebra cuando está inmerso en una grave crisis con Rusia por Crimea, será aprobada cuando Ucrania haya tomado las medidas que le han pedido en contrapartida, señaló el jefe de la delegación enviado a Ucrania, Nikolai Gueorguiev.

«Esperamos hacerlo hacia finales de abril» para el primer tramo, agregó, indicando que por el momento no podía precisar exactamente el importe.

Entre las medidas pedidas, el representante del FMI mencionó la reforma de la tarifa del gas y la flexibilización de la tasa de cambio.

Se refirió también a un aumento necesario de la asistencia a los más desfavorecidos y a las reformas destinadas a luchar contra la corrupción para sentar las bases de un crecimiento sostenible.

Respecto a la energía, «ya no es posible financiar nuevas pérdidas», dijo en alusión a las importantes subvenciones al precio del gas practicadas tradicionalmente en Ucrania.

En lo referente a las pensiones y el sueldo de los funcionarios, el gobierno decidió que el camino a seguir es anular los aumentos que estaban previstos.

«No son recortes, es la anulación de aumentos futuros», agregó Gueorguiev, indicando que nuevos programas sociales ayudarán al 30% de la población.

El acuerdo de Ucrania con el FMI era crucial porque tanto la Unión Europea como Estados Unidos lo supeditaban a su plan de ayuda.

O.D.