Tokio, 17 Dic (Notimex).- La autoridad de regulación nuclear de Japón determinó hoy que dos reactores inactivos de la central de Takahama, propiedad de Kansai Electric Power Co. (KEPCO), cumplen técnicamente con las nuevas reglas legales y podrían reanudar operaciones en 2015.La decisión tomada este miércoles elimina el obstáculo inicial de seguridad para ponerlos en funcionamiento, reforzando el plan del gobierno para reactivar la energía nuclear del país más de tres años después de la crisis en la planta de Fukushima Daiichi.

Los reactores 3 y 4 de Takahama, ubicada en las costas de la prefectura de Fukui, en el oeste de Japón, aprobaron los requisitos de seguridad más estrictos, establecidos por las autoridades reguladoras tras el colapso en Fukushima.Al considerarse que cumplen con las normas, podrán obtener la certificación indispensable para su reactivación, probablemente en el curso del próximo año, de acuerdo con despachos de la agencia local de noticias Kyodo.

El Partido Liberal Democrático (PLD), del primer ministro Shinzo Abe, que ganó una importante victoria en elecciones de la cámara baja celebradas el pasado domingo, impulsa la aceleración de la reanudación las operaciones en las plantas nucleares del país.Los 48 reactores comerciales de Japón fueron detenidos por preocupaciones de seguridad a raíz de la crisis nuclear desencadenada por el tsunami que arrasó la costa este del país, originado por un fuerte terremoto registrado el 11 de marzo de 2011.Aunque la mayoría de los japoneses se oponen a la reanudación de las plantas nucleares, la autoridad reguladora aprobó las medidas de seguridad mejoradas adoptadas en Kansai contra posibles terremotos y tsunamis, así como otros accidentes que podrían afectarla.

El regulador podría dar ahora una formal autorización a esa central pero después de un periodo de consulta pública de un mes, hasta el próximo 16 de enero.El presidente de la Autoridad Reguladora Nuclear, Shunichi Tanaka, confirmó la compatibilidad de la planta con las nuevas normas, pero instó a KEPCO a proseguir los esfuerzos por mejorar aún más la seguridad

.Con las dos unidades de Takahama, sólo son cuatro de los 48 reactores comerciales del país, los que han cumplido con los rigurosos requisitos de seguridad, pero hasta ahora ninguno de ellos tienen fecha para reanudar operaciones.

Los dos reactores de Kansai “no estarán en servicio antes de la próxima primavera”, pues aún deben obtener la aprobación local y someterse a más procedimientos, incluidas comprobaciones de funcionamiento in situ.

El otro par de reactores aprobados, en septiembre pasado, pertenecen al complejo nuclear de Sendai y son operados por Kyushu Electric.Las compañías eléctricas están desesperadas por reanudar sus actividades nucleares en medio del aumento en los costos de los combustibles fósiles para la generación de electricidad, con la que han cubierto la ausencia de la energía atómica.