Tailandia.- Una joven Tailandesa intentaba cargar su teléfono móvil cuando el cable de su cargador en malas condiciones alcanzó a tocar una de las patas de su cama de aluminio, provocando una fuerte descarga eléctrica y eso causó su muerte casi de manera instantánea.

El echo ocurrió el pasado viernes en la ciudad tailandesa de Chaiyaphum, Tailandia. Medios locales informaron que la joven Nong Ying, fue encontrada por su madre, quien pensó que su hija se encontraba descansando.

Luego de acercarse a ella la tocó y recibió una pequeña descarga eléctrica, rápidamente desenchufó el aparato de la corriente en su intento se salvarla sin embargo fue en vano.

Posteriormente arribaron al lugar autoridades locales para llevar a cabo las investigaciones correspondientes.

Informaron que la joven de 17 años presentaba quemaduras en la mano izquierda y determinaron que probablemente tocó accidentalmente el borde de la cama que es de metal y resultó electrocutada.