Rusia (Agencias).- Las páginas de internet para encontrar pareja no son muchas veces las más óptimas para conocer a la persona indicada, pues pone en riesgo la integridad de los que las utilizan, acabando, algunas veces, de manera trágica. Este es el caso de Kristina Medvedeva, de 22 años.

Buscaba al amor de su vida. Kristina, una joven rusa de 22 años, convencida de que encontraría el amor se mudó de su ciudad natal Talitsa a Ekaterimburgo, donde empezó una nueva vida. Ella compartía el departamento donde vivía con una amiga y para solventar sus gastos empezó a trabajar en una tienda.

Página para ‘ligar’. La muchacha, que deseaba conocer a su pareja ideal, entró a una página web de citas y tras contactarse con un hombre, a quien no conocía, aceptó encontrarse con él, informa el tabloide británico Mirror.

Encuentro trágico. La fecha pactada para su encuentro fue el 24 de julio, día en el que presume la Policía fue asesinada. Como Kristina era una persona activa en las redes sociales, el hecho de que no se conectaba a su cuenta causó extrañeza entre sus amigos. Incluso, tras quedar con el desconocido y desaparecer, su estatus en las redes sociales cambió a “buscando activamente”.

Hallazgo del cuerpo. El cuerpo de la joven rusa fue encontrado junto a un lago en las afueras de Ekaterinburg. Este se encontraba completamente mutilado y con la cabeza prácticamente desprendida del cuerpo. El informe policial señala que no fue violada antes de perpetrarse el crimen. Las autoridades buscan al único sospechoso de la muerte de Kristina, el hombre que conoció por la web de citas.