El terremoto que azotó el centro de Italia dejó al menos 247 muertos; no obstante, hasta en los peores desastres existen milagros, pues una niña de diez años fue rescatada con vida y sin heridas graves luego de permanecer 17 horas bajo los escombros.

La menor de edad se encontraba atascada entre los escombros de su casa ubicada en Pescara del Tronto, una de las localidades más afectadas, pero las acciones de los equipos de rescate (8 mil 500 hombres) lograron sacarla con vida y prácticamente ilesa.
Los equipos de rescate continúan excavando los escombros de las localidades de Arquata del Tronto, Amatricce y Accumoli para encontrar a más sobrevivientes, pues son muchos los desaparecidos, ya que la región estaba sumamente poblada de niños y adolescentes.
Aunque decenas menores han sido rescatados, no todo es festejo, pues se encontraron los cadáveres de una pequeña de 5 años, una nena de 18 meses, un bebé de ocho meses y otra niña de siete años que tras ser rescatada murió durante el traslado al hospital.