Rusia.- Un grupo de niños le rociaron gasolina y luego le prendieron fuego a un niño, mismo que se encuentra entre la vida y la muerte, presenta quemaduras de tercer grado en el 35% de su cuerpo.

El niño quien se encuentra hospitalizado es Kyrylo Yatsun, tiene 8 años, se presume que los niños que lo quemaron son mayores que él y que estudian en la misma escuela que la víctima.

Los hechos ocurrieron en la ciudad Dnipro de Rusia, cuando Kyrylo se encontraba jugando en un parque cerca de su casa.

Presuntamente el hecho fue un acto de bullying, el niño fue auxiliado por personas que se encontraban en el parque, le quitaron la camiseta para despúes llamar a una ambulancia, lamentablemente el niño ya se encontraba en estado grave.

Kyrylo fue sometido a varias cirugías tras las fuertes quemaduras provocadas por el grupo de niños, su piel quedó dañada en la cabeza, brazos, torso y caderas.

Los atacanates ya fueron identificados y entrevistados por las autoridades, los menores dijeron antes los oficiales que no querían quemarlo, que fue un accidente, sin embargo las investigaciones continuan y de ser encontrados culpables serán ingresados a un correcional para menores donde permanecerán hasta los 18 años de edad.