Washigton, 21 Oct (Notimex).- El presidente Barack Obama está listo para considerar restricciones a vuelos adicionales en repuesta a los casos de ébola en Estados Unidos, tras las medidas impuestas por su gobierno sobre pasajeros provenientes de África occidental.

“El presidente está listo para considerar restricciones de viaje adicionales como sea necesario para proteger a los estadunidenses y éste es un ejemplo (de ello)”, señaló el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Bajo la nueva medida anunciada por el Departamento de Seguridad Interna (DHS), a partir de mañana miércoles las personas procedentes de Liberia, Sierra Leona y Guinea que ingresen a Estados Unidos deberán hacerlo sólo a tráves de cinco aeropuertos internacionales.

Se trata de las terminales Kennedy, de la ciudad de Nueva York; Dulles, en Dulles Virginia; O’Hare, en Chicago; Hartsfield-Jackson, en Atlanta; y Newark Liberty International, en Nueva Jersey.

Dos semanas atrás, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) establecieron en esos aeropuertos controles para que los viajeros procedentes de esos países sean sometidos a revisiones secundarias y medidas de monitoreo como la toma de su temperatura.

La selección de estos aeropuertos obedeció al hecho de que 94 por ciento de las personas que vuelan a Estados Unidos procedentes de esos países, ingresan a través de esas terminales.