(Agencias)

El presidente Barack Obama urgió ayer a Europa a hacer frente a las Fuerzas Armadas rusas en Crimea, con lo que destacó el enfrentamiento ideológico de Occidente con el presidente ruso Vladimir Putin.

Obama refirió que la tensión con Rusia podría dañar no sólo las economías europeas frágiles, sino el sistema económico mundial que Europa y Estados Unidos han construido en los últimos años.

El mandatario estadounidense expresó ante una audiencia que: “Para la situación en Ucrania, al igual que para las crisis en muchas partes del mundo, no existen respuestas fáciles. Pero en este momento tenemos que hacer frente al desafío a nuestros ideales —a nuestro orden internacional— con fuerza y convicción”.

En su discurso el presidente habló de la historia del siglo XX europeo, así como de la descolonización y de la democratización de los países en desarrollo, y del propio movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos.

Obama advirtió a los líderes europeos que las naciones deben “hacer un fondo común” para asegurar que la OTAN sea capaz de disuadir la intención expansionista de Rusia y para asumir que gran parte del continente tiene la responsabilidad de resolver su dependencia hacia la energía rusa.

En una conferencia de prensa después de reunirse con los líderes de la Unión Europea, Obama expresó que se siente preocupado por la disminución de los presupuestos de defensa entre algunos miembros de la OTAN.

Sus palabras fueron un agudo recordatorio de que, a pesar de la participación de Estados Unidos para evitar que Putin rebase las fronteras de Rusia, los líderes europeos deben estar dispuestos a invertir más en su defensa.

“Si tenemos una defensa colectiva, significa que todo el mundo tiene que colaborar”, expresó Obama después de reunirse con Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, y José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea.

Obama citó la “tendencia” de disminución de los gastos en la defensa entre algunos miembros de la OTAN, recortes que se habían esperado dadas las dificultades financieras por las que muchas naciones europeas han pasado en los últimos cinco años. Sin embargo, mencionó que los miembros de la OTAN deben volver a comprometerse con los gastos relativos a su defensa.

El mandatario estadounidense se comprometió a aumentar su colaboración terrestre, aérea y naval en el marco de las operaciones de la OTAN, sobre todo en Europa del Este.

Algunos funcionarios del gobierno indicaron que esta planificación de la OTAN se llevará a cabo en las próximas semanas, la cual está diseñada para tranquilizar a los miembros sobre el compromiso de defensa colectiva de Estados Unidos en esta alianza.

“Nuestra libertad no es gratis. Tenemos que ser capaces de pagar por los activos, el personal y la formación para asegurarnos de que tenemos fuerza en la OTAN y contamos con un poder disuasivo muy eficaz”, expresó Obama. “Todos tienen que asegurarse de que 
están comprometidos e involucrados, lo que ayudará a construir una mayor confianza entre los estados miembros”.

O.D.