Ramadán Abedi confía en la inocencia de su hijo.

Tras darse a conocer la identidad del presunto atacante del concierto de Ariana Grande en Manchester, el padre de Salman Abedi, declaró a los medios locales estar sumamente sorprendido por los hechos pues ni su hijo ni su familia “creen en matar gente inocente”.

“Mi hijo era tan religioso como cualquier niño que abre sus ojos en una familia religiosa”, reveló Ramadán Abedi, quien también aseguró haberse comunicado con él hace 5 días y que todo parecía transcurría con “normalidad” en su vida.

Salman, de 22 años, viajó la semana pasada a Libia, donde había dicho a su madre que tenía la intensión de ir a una peregrinación a ‘La Meca’ en este mes del Ramadán.

Las autoridades inglesas tienen la sospecha de que el joven tenía vínculos con el grupo terrorista ISIS pues había pasado tiempo en una zona de conflicto, posiblemente Siria, antes del ataque en el que murieron 22 personas y otras 119 fueron heridas.

 

Cabe destacar que el padre de Abedi, se desempeñó como oficial de seguridad durante el gobierno de Muammar Gaddafi antes de ser acusado por el régimen de vínculos con grupos extremistas, acusaciones que niega rotundamente.