Washington (Agencias).- El Partido Republicano pidió al aspirante presidencial Donald Trump “bajar el tono” de sus polémicos comentarios sobre migración mexicana bajo el argumento de que está dañando a la institución política.

De acuerdo con el diario The Washington Post, el líder del partido conservador, Reince Priebus llamó por teléfono el miércoles al magnate para pedirle mesura en sus comentarios hacia los migrantes.

Pero Trump dijo la víspera a la cadena NBC que no tenía nada de que disculparse y anticipó que si obtiene la nominación presidencial republicana, ganará el voto latino en las elecciones generales porque creará más empleos hispanos que Hillary Clinton o Jeb Bush.

Aunque Trump aparece en segundo lugar en la puja por la nominación presidencial republicana después de Bush, expertos coinciden en que tiene posibilidades mínimas de convertirse en el candidato de los conservadores a la Casa Blanca en 2016.

El senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, acusó este miércoles a Trump de ayudar a cavar un “hoyo” entre los conservadores y los votantes latinos de Estados Unidos.

Los republicanos han obtenido un máximo histórico de 44 por ciento del voto latino durante elecciones presidenciales, pero bajó a sólo el 27 por ciento en 2012 con Mitt Romney por su apoyo a la “auto-deportación” de inmigrantes.

“Espero que todos los candidatos republicanos digan lo siguiente: Discrepamos con Donald Trump la mayoría de las personas que están ilegalmente aquí son buenas y trabajadoras. Y si no estamos dispuestos a decir eso, vamos a perder en 2016”, manifestó Graham.