NACIONES UNIDAS.- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió ayer a Naciones Unidas que reconozca al opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela y que retire las credenciales de los representantes del Gobierno de Nicolás Maduro ante la organización.

Pence, en un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, anunció que su país está preparando una resolución con ese objetivo y pidió a todos los miembros su apoyo.

«Ha llegado el momento de que Naciones Unidas reconozca al presidente interino Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y siente a su representante en este organismo», defendió el vicepresidente estadounidense. Pence pidió además al Consejo de Seguridad que revoque las credenciales del actual embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada.

«Con todo el respeto, señor embajador, usted no debería estar aquí. Debería volver a Venezuela y decirle a Nicolás Maduro que su tiempo se ha terminado, que es hora de que se vaya», le espetó.

Según dijo, Maduro es un «dictador» que no tiene ninguna legitimidad.

Pence insistió en que ahora mismo Venezuela es «un estado fallido» y que supone una «amenaza» para toda la región, entre otras cosas por el éxodo masivo que la crisis ha provocado.