Un círculo oscuro en medio de un disco resplandeciente: la imagen de un agujero negro fue presentada este miércoles al mundo, una primicia en la historia de la astronomía.

El primer ‘monstruo’ cósmico en haberse dejado captar fue detectado en el centro de la galaxia M87, a unos 50 millones de años luz de la Tierra, según los responsables del proyecto internacional bautizado Telescopio del Horizonte de Sucesos.

La imagen parece la de un ojo brillante. Jessica Dempsey, una de los descubridores, dice que es un anillo de luz resplandeciente que le recuerda el llameante Ojo de Sauron de la trilogía El señor de los anillos.

Los astrónomos recolectaron datos reunidos por ocho radiotelescopios en todo el mundo para mostrar el vecindario violento en torno de un agujero negro súpermasivo.

Nada, ni siquiera la luz, escapa de los agujeros negros. Son los monstruos absorbentes de luz del universo de los que habló Einstein hace más de un siglo y que confirmaron los observadores durante las décadas siguientes. El horizonte de eventos es el punto sin retorno a su alrededor.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Astrophysical Journal Letters.