Washington (Agencias).- Andrew Puzder, fue nominado hace dos meses por Donald Trump para hacerse cargo de la Secretaría del Trabajo, sin embargo, su confirmación ha tardado más de lo previsto. El polémico presidente ejecutivo de la cadena de restaurantes CKE, se ha distinguido por su gusto por las “chicas bonitas que comen hamburguesas en bikini”, por oponerse a subir el salario mínimo y por preferir a las máquinas sobre los empleados porque no piden vacaciones.

El aspirante a la Secretaría del Trabajo es un abogado de 66 años de edad que desde el 2000 es presidente ejecutivo del imperio de comida rápida CKE Restaurants, que contiene dos marcas de hamburgueserías, Carl’s Jr y Hardee’s, las cuales han sido denunciadas por discriminación más que cualquier otra empresa de la competencia.

Entre sus más polémicas declaraciones, se encuentra la que tuvo lugar después de que California propusiera en abril del año pasado subir su salario mínimo a 15 dólares por hora, a lo que el empresario respondió con un rotundo: “¿Cómo voy a pagar 15 dólares por servir helados?”.

Además, ha ofrecido como solución invertir mejor en automatización, ya que las máquinas “siempre son educadas, nunca se toman vacaciones ni llegan tarde”, además de que no plantean problemas “de discriminación por edad, sexo o raza”.

Como si fuera poco, el director ejecutivo de Carls Jr., una de las mayores cadenas de hamburguesas de Estados Unidos, se ha caracterizado por anuncios publicitarios sumamente criticados por cosificar a la mujer.

Tienen anuncios con mensajes como “Ella te dirá que el tamaño no importa. Ella miente”.

La comparecencia de Puzder para ocupar el cargo nominado por el presidente Trump, ha sido pospuesta en cuatro ocasiones, ya que el empresario se negó a presentar la documentación necesaria para someterla a revisión de los legisladores. La información detallaría sus activos (su parte del negocio está valuada entre diez y cincuenta millones de dólares), así como el plan para abandonar esos activos y no caer en conflicto de interés. Finalmente, tras aportar la nueva documentación, la fecha de su comparecencia se ha fijado para el 16 de febrero.