Washington, 2 Jun (Notimex).- Estados Unidos rechazó hoy tener algún papel o haber ejercido alguna presión para la renuncia del presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), Joseph Blatter.

“El gobierno de Estados Unidos no tiene una posición sobre quien es el presidente de la FIFA”, señaló Marie Harf, portavoz en funciones del Departamento de Estado.

Este martes, a sólo días de su quinta elección como dirigente de FIFA, Blatter anunció su renuncia tras una semana de escándalos por corrupción dentro del órgano que gobierna el fútbol a nivel mundial.

El diario The New York Times señaló la víspera que la investigación federal de Estados Unidos colocó más cerca a Blatter de “la ruta del dinero” al revelar que Jerome Valcke, su principal asistente, transfirió 10 millones de dólares en transacciones bancarias.

El encausamiento original del Departamento de Justicia, develado la semana pasada contra nueve ejecutivos de FIFA y cinco ejecutivos de firmas de mercadeo, mencionó a un miembro anónimo de FIFA que transfirió 10 millones de dólares a la cuenta del ejecutivo Jack Warner.

Harf descartó que la dimisión de Blatter fuera “resultado automático” de la investigación y encausamiento realizada por Estados Unidos a funcionarios de esa asociación, en particular, en el seno de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y del Caribe (CONCACAF).

Reiteró que Estados Unidos no tiene injerencia en quien está al frente de la FIFA.