México, 28 Mar. (Notimex).- Los cancilleres de México, José Antonio Meade, y de Argentina, Héctor Timerman rechazaron hoy que ambos países participen como mediadores en los conflictos que vive Venezuela, como son el interno y la ruptura de relaciones con Panamá.

Ambos diplomáticos hicieron votos por que el país sudamericano solucione sus problemas, pero que de ninguna manera tendrán injerencia en las negociaciones que se lleven a cabo.

En rueda de prensa, Meade Kuribreña dijo que se debe cuidar la integridad de Latinoamérica privilegiando el diálogo entre “dos países entrañables”, en referencia al rompimiento de relaciones con Panamá.

Recalcó que México no participa en un proceso de mediación, pero sí “hago votos por que haya diálogo y un reencuentro entre ambos países”.

Abundó que este llamado al diálogo “debe ser entendido como tal”, y que México siempre será respetuoso de las decisiones de cada país.

A su vez, el canciller de Argentina coincidió en que sólo participa como observador a través de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en el conflicto interno que vive Venezuela.

“No estamos mediando”, sino acompañando en el diálogo a los diversos grupos que integran la sociedad venezolana, a petición del propio presidente Nicolás Maduro.

En este sentido, dijo que están reunidos con todos los sectores, desde estudiantes afines al régimen, opositores, oficialistas y representantes de derechos humanos, en el diálogo que sostiene para solucionar el conflicto en ese país.

Timerman apuntó que tendrán presencia sólo para comprobar que lo que ellos acuerden se cumpla y que estarán presentes como testigos pero no como parte.

Dijo que la Unasur continuará con el impulso a este diálogo, pero que “serán los propios venezolanos quienes resuelvan sus problemas y que de ninguna manera será parte”.

ejb