La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) recibió  un  primer  pago por $3, 700 dólares, relacionado con la sentencia que  la Corte Federal de San Diego, California dictó a uno de sus ciudadanos de origen chino, en el 2014.

Lo anterior,   como resarcimiento  por el  daño ocasionado a México, tras demostrarse que dicha  persona exportó ilegalmente 270 buches de totoaba,  desde Mexicali, BC a Calexico, California.

En el año de 2013, agentes del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS), detuvieron en la garita de Calexico, California a Jason Jin Xie con 170 buches de totoaba, por lo cual fue presentado ante la Corte Federal en San Diego.

Durante el proceso, el acusado aceptó haber traficado con anterioridad 100 buches o vejigas natatorias de la especie endémica del Alto Golfo de California, lo que sumó un total de 270 piezas enviadas ilegalmente hacia  Estados Unidos.

La Corte norteamericana reconoció a México como víctima,  por la extracción ilegal de los buches o vejigas natatorias de totoaba, especie catalogada en nuestro país en peligro de extinción.

Por tal motivo, además de una sentencia carcelaria, la Corte obligó a Jason Jin a pagar a México $500 mil dólares, por lo que éste deberá pagar de forma mensual hasta completar  la suma total.

La juez determinó que el pago se hiciera directamente a la PROFEPA a fin de que  la dependencia federal invierta los recursos  en las acciones de inspección y vigilancia en el Alto Golfo de California, luego de que  un funcionario de esta Procuraduría  que asistió a la audiencia, dio a conocer  los esfuerzos que nuestro país realiza  para la conservación y protección de la totoaba.

Una vez que el acusado cumplió con una sentencia carcelaria de cuatro meses de prisión, éste  inició el pago que el Departamento de Justicia de Estados Unidos le impuso, a través del  envío de un cheque a la PROFEPA.

Cabe resaltar que esta es una acción sin precedentes en la coordinación bilateral entre México y Estados Unidos. Ambos países han unido esfuerzos  en materia de capacitación e intercambio de información para combatir el tráfico ilegal de especies silvestres en  la región de Norteamérica.

Las acciones de inspección y vigilancia aplicadas durante el 2014 y lo que va del 2015 han permitido el aseguramiento de 681 buches de totoaba y la puesta a disposición del Ministerio Público Federal de 39 personas.

 

 

 

ALEMM