CHICAGO (AP).- Adilene Marquina, de 34 años, quien pasa por un embarazo de alto riesgo y tiene temor de regresar a México, se está quedando en la Iglesia Misión Fe, Vida y Esperanza, en el suroeste de Chicago, reportó el martes la radiodifusora WBEZ. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos tiene la política de no arrestar a gente en lugares de oración.

La huída

Marquina llegó a Estados Unidos en 2015 buscando asilo político para evitar el pago de extorsión que los cárteles de narcotráfico le pedían para mantener abierto su negocio.