Kuala Lumpur.-Fue en vuelo matutino donde el motor de avión de la aerolínea Malindo Air incendiara mientras iba a dos mil 133 metros de altitud sobre Suban y Kuala Terengganu.

Como pasajeros iban miembros del equipo malayo de fútbol de Terengganu mismos que dieron a conocer la situación a través de fotografía en Twitter.

Tras percatarse de la situación el piloto tuvo que regresar y realizar aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Sultan Abdul Aziz Shah de Subang en Kuala Lumpur.

Tras este incidente algunos de los pasajeros a bordo agradecieron al piloto por regresarlos con vida y no repetir la historia lamentable de otro vuelo que cayó en el océano Índico.

ejb