El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este jueves con aplicar aranceles a los autos que vienen de México si su vecino no continúa ayudando a Washington a lidiar con el flujo de inmigrantes en la frontera sur.

Trump dijo a periodistas en la Casa Blanca que impondría aranceles a los automóviles o cerraría la frontera, pero que podría comenzar con los impuestos aduaneros.

El mandatario agregó que le daría a México un año para tratar de detener el flujo de drogas antes de establecer los aranceles.

“Están sucediendo muchas cosas buenas con México. México entiende que vamos a cerrar la frontera o voy a imponer aranceles a los autos”.

El republicano agregó que “probablemente comenzaría con los aranceles, eso sería un incentivo muy poderoso”.

La declaración de Trump parecieron alejar la posibilidad de un cierre inminente de la frontera, con el que había amenazado antes para castigar a México.

El jueves, Trump sostuvo que la cobertura de la prensa en los últimos días ha llevado a México a tomar medidas para frenar el flujo de inmigrantes y aliviar la presión en los puntos de entrada de Estados Unidos.

Exportadores mexicanos dijeron esta semana que estudian el envío de sus productos a Estados Unidos por aire para evitar una fila de camiones de varios kilómetros en la frontera.